¿UN CAFÉ ES TIEMPO DE TRABAJO?

Muchas son las noticias que hemos leído desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, en el que se obliga a todas las empresas a registrar la jornada laboral de todos sus trabajadores, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial.
Pero hoy, desde el departamento de Laboral de TQAbogados, queremos hacer una especial mención al último pronunciamiento de la Audiencia Nacional, en cuyo titular hemos podido leer: “La Audiencia Nacional avala descontar el café y el cigarrillo de la jornada”.
En septiembre de 2019, la empresa GALP ENERGÍA ESPAÑA informó a todos sus trabajadores, en un comunicado interno, que tras la implementación del registro diario de la jornada laboral, descontaría de dicho registro los descansos que se tomaban, los trabajadores, para las pausas del desayuno, café o fumar un cigarrillo.
Este comunicado hizo que CCOO plantease, ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, un conflicto contra la empresa, entendiendo que con el comunicado se había llevado, de forma fraudulenta, una modificación sustancial de las condiciones de trabajo sin seguir el procedimiento del artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores, entendiendo los sindicatos que anterior a la implementación del registro diario de la jornada, la empresa consideraba esas pausas como jornada laboral.
En su sentencia, el Tribunal dice «En el presente caso, lo que ha quedado probado es que si bien en centro de trabajo de la demanda […] existía un control de acceso mediante tornos, que únicamente se utilizaba a efectos de seguridad y prevención de riesgos del edificio, no de control de jornada, se venía tolerando, por una política de confianza empresarial en virtud la cual cada trabajador es responsable de desarrollar la jornada comprometida, que los trabajadores salieran de las instalaciones para fumar o para tomar café, sin que quepa deducir de tal circunstancia que la empresa reputase dichas interrupciones de la prestación de servicios como de trabajo efectivo, entre otras cosas, porque no existía un efectivo control y seguimiento de la jornada desarrollada por cada trabajador».

Por lo tanto y como bien indica en su jurisprudencia el Tribunal Supremo que para que una circunstancia pueda tener la categoría de condición más beneficiosa debe quedar claro que esa ha sido la voluntad de la empresa, «sin que baste con la mera repetición en el tiempo».

Así que teniendo presente la sentencia, publicada ayer, aquellos trabajadores que puedan probar que su empresa sí que consideraba esas pausas como jornada laboral, podría ser considerada como condición más beneficiosa y por ende considerarse como una modificación de las condiciones de trabajo.

KIRA VACAS HERNÁNDEZ
TQABOGADOS
RESPONSABLE DEL DEPARTAMENTO DE LABORAL
C122339

¿LA PAUSA PARA EL CAFÉ ES TIEMPO DE TRABAJO?

Muchas son las noticias que hemos leído desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, en el que se obliga a todas las empresas a registrar la jornada laboral de todos sus trabajadores, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial.

Pero hoy, desde el departamento de Laboral de TQAbogados, queremos hacer una especial mención al último pronunciamiento de la Audiencia Nacional, en cuyo titular hemos podido leer: “La Audiencia Nacional avala descontar el café y el cigarrillo de la jornada”.
En septiembre de 2019, la empresa GALP ENERGÍA ESPAÑA informó a todos sus trabajadores, en un comunicado interno, que tras la implementación del registro diario de la jornada laboral, descontaría de dicho registro los descansos que se tomaban, los trabajadores, para las pausas del desayuno, café o fumar un cigarrillo.
Este comunicado hizo que CCOO plantease, ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, un conflicto contra la empresa, entendiendo que con el comunicado se había llevado, de forma fraudulenta, una modificación sustancial de las condiciones de trabajo sin seguir el procedimiento del artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores, entendiendo los sindicatos que anterior a la implementación del registro diario de la jornada, la empresa consideraba esas pausas como jornada laboral.
En su sentencia, el Tribunal dice «En el presente caso, lo que ha quedado probado es que si bien en centro de trabajo de la demanda […] existía un control de acceso mediante tornos, que únicamente se utilizaba a efectos de seguridad y prevención de riesgos del edificio, no de control de jornada, se venía tolerando, por una política de confianza empresarial en virtud la cual cada trabajador es responsable de desarrollar la jornada comprometida, que los trabajadores salieran de las instalaciones para fumar o para tomar café, sin que quepa deducir de tal circunstancia que la empresa reputase dichas interrupciones de la prestación de servicios como de trabajo efectivo, entre otras cosas, porque no existía un efectivo control y seguimiento de la jornada desarrollada por cada trabajador».

Por lo tanto, y como bien indica en su jurisprudencia el Tribunal Supremo, para que una circunstancia pueda tener la categoría de condición más beneficiosa debe quedar claro que esa ha sido la voluntad de la empresa, «sin que baste con la mera repetición en el tiempo».

Así que teniendo presente la sentencia, aquellos trabajadores que puedan probar que su empresa sí que consideraba esas pausas como jornada laboral, podría ser considerada como condición más beneficiosa y por ende considerarse como una modificación de las condiciones de trabajo.

 

KIRA VACAS HERNÁNDEZ
TQABOGADOS
Responsable del departamento de Laboral
C122339