HERENCIA YACENTE, LA GRAN DESCONOCIDA

Cuando una persona fallece, hay que gestionar una serie de trámites que en la mayoría de las ocasiones son muy complicados, uno de los más frecuentes es hacer frente a la herencia, es en ese momento cuando la figura de la “herencia yacente” hace acto de aparición.
En el siguiente artículo vamos a tratar de forma simple y esquemática los aspectos más relevantes que debemos conocer;

¿Qué es la herencia yacente?
La herencia yacente no es más que la situación en la que se encuentra el patrimonio de la persona fallecida, desde que se produce el fallecimiento hasta que dicha herencia es aceptada. Es una “ficción” creada por la Ley para salvaguardar los bienes que forman la masa hereditaria, teniendo que ser administrada dicha masa.
El administrador podrá ser desde los herederos futuros, hasta un administrador nombrado por el juez para la ocasión, recibiendo el nombre de albacea.
Problemas que plantea la herencia yacente:

–          El principal problema que se plantea es que durante el tiempo que dure dicha situación los herederos no podrán disponer de los bienes que forman la masa hereditaria.

–          Todas las acciones que lleven a cabo los herederos y el propio administrador serán con el fin de conservar los bienes de forma adecuada.

–          La herencia yacente, aunque no tenga personalidad jurídica porque es un ente patrimonial, puede ser objeto de reclamaciones o parte en procesos judiciales.

–          La obligación tributaria del difunto corresponde al representante de la herencia yacente, teniendo la consideración de obligado tributario.

–          La herencia yacente puede ser declarada en concurso, siempre que no se haya aceptado pura y simplemente.
¿Es posible evitar estos problemas?
Sí. La mejor y más recomendable forma es agilizar todos los actos necesarios para poder dar por finalizada la tramitación de la herencia, para ello acudiremos al notario (y en el peor de los casos se solicitará judicialmente).
Tras la recapitulación de los bienes, la división según el derecho que posea cada heredero o legatario, se hace procede a la repartición y adjudicación mediante la redacción de todo ello en escritura pública, la cual será firmada por todos los legitimados y previo pago de impuestos, será inscrito en el Registro de la Propiedad.
2.jpg
PABLO FERNÁNDEZ ALONSO
TQAbogados

Derecho al honor vs otros derechos

A veces el derecho al honor se ve enfrentado con otros derechos constitucionales y resulta difícil delimitar su ejercicio. Es el caso de la libertad de información, de expresión, de comunicar o recibir información veraz, y a la creación artística o literaria. Vienen recogidos en el artículo 20 de nuestra Constitución y deben respetar siempre el derecho al honor.

  1. Libertad de información: Se refiere a la narración de hechos noticiables. La jurisprudencia exige que el informador haga las indagaciones pertinentes para contrastar una noticia antes de publicarla. Por ello, deben excluirse invenciones, rumores o meras insidias.
  2. Libertad de expresión: Todas las personaopinioness pueden expresar sus pensamientos y opiniones, pero eso no habilita para proferir expresiones injuriosas o insultantes. La intención de difamar es un aspecto importante al que hay que atender. Esto se extiende a la libertad de información, ya que la narración de una noticia puede incluir juicios o evaluaciones personales y subjetivas.
  3. Libertad para comunicar o recibir información veraz: Este derecho viene recogido en el mismo artículo. La veracidad es un requisito para que un hecho noticiable prevalezca sobre el derecho al honor.
  4. Derecho a la creación artística o literaria: en este caso hay bastante controversia. No suele considerarse vulnerado el derecho al honor cuanCDN-13-18-articulo-12-13-14-libertad-expresion-religion-opinion.pngdo las afirmaciones ofensivas vienen encuadradas en una fantasía o ficción. Cuando las similitudes y coincidencias con la realidad son claras y constantes es cuando debe entrarse a valorar la intromisión en el derecho al honor.

Diego Quintana Martínez

TQAbogados (Dpto. Civil)