ANA JULIA QUEZADA… ¿PSICÓPATA?

Son muchos los sentimientos que ha despertado el caso de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido en Almería el pasado 27 de febrero y presuntamente asesinado por la pareja de su padre, Ana Julia.

Ana Julia nació en la República Dominicana y llegó a España hace 23 años. Tras su detención como principal sospechosa por el asesinato de Gabriel, se ha ido desvelando información sobre su pasado y la relación que tenía con el menor.  Esta información sobre Ana Julia no parece ser muy favorable para ella en líneas generales, ya que indica que la relación con Gabriel era fría y no muy buena. Además, el pasado de Ana Julia está anajuliamarcado por la muerte accidental de una de sus hijas y el fallecimiento de una de sus anteriores parejas.

Sea cual sea la motivación que ha movido a Ana Julia a actuar de este modo, es algo que no es posible observar a simple vista. Es un proceso que se tiene que deducir de la conducta que ha mostrado a lo largo de la investigación, de lo que sí se puede observar.

En general, la motivación delincuencial se sustenta sobre procesos similares y lo que va variando son los objetivos, las atribuciones y las cogniciones. Para entender la motivación de Ana Julia, es necesario conocer su subjetividad. Hay que comprender qué es lo importante para ella para poder lograr entender cuál fue su motivación, y así, predecir y analizar su conducta.

Subjetivamente, las explicaciones confusas dadas a la policía, y el cambio de versiones de estas, por una parte pueden dejar en evidencia sentimientos de inseguridad y agobio ante una situación no dominada. Esto podría implicar que sus actos fueron precipitados, produciendo una sensación de descontrol que le llevaría a actuar de manera improvisada intentando esconder lo que habría hecho.  

Sin embargo, sus actos podrían apuntan también a que se podría sentir confiada y segura de que no iba a ser descubierta, dado que aportaba declaraciones y pistas falsas con el aparente motivo de despistar.

MÓVIL DEL CRIMEN

Ana-Julia-Quezada-1-1-800x450-777x437

Sin duda, uno de los principales interrogantes que ahora hay sobre la mesa es el motivo por el que Ana Julia presuntamente asesinó a Gabriel. Con toda la información que se ha ido conociendo sobre el caso, se han desarrollado dos principales hipótesis sobre el motivo que la llevó a actuar así:

  1. Razón económica
  2. Razones sentimentales, ¿es posible que sintiera celos de Gabriel?

¿Dinero? Ana Julia había intentado que la familia de Gabriel ofreciese una recompensa ante posibles pistas del paradero del menor. Esto puede llevar a pensar que lo que realmente quería era obtener una recompensa.

Según los familiares de una antigua pareja de Ana Julia, ésta es una persona que se mueve por interés y por dinero, ya que sostienen que se aprovechó de su expareja al beneficiarse de su herencia a su muerte y que esto era lo único que le interesaba. Sin embargo, este móvil no parece ser el que realmente movió a Ana Julia.

¿Emociones? Algunas fuentes comentan que era conocido en el entorno familiar que la relación que mantenía con Gabriel era fría y en general no demasiado buena. No hay demasiada información como para concluir que fue esto lo que le llevó a actuar así. No obstante, una mala relación, sumada a unos posibles sentimientos de envidia o celos de Gabriel por la relación que este mantenía con su padre, y que la dejaba a ella en un segundo lugar, podría haber sido la causa de los hechos. Como ya se conoce por fuentes oficiales, ha confesado que tuvo una discusión con Gabriel el día de su desaparición. Como consecuencia de esto, presuntamente le golpeó con la parte roma de un hacha, y al quedarse inconsciente, fue cuando le asesinó.

Como se ha visto en los medios, ha estado continuamente mostrando tristeza, colaborando en las búsquedas organizadas para encontrar al menor, llevando la camiseta con su rostro y mostrando apoyo a la familia aun a sabiendas de que el menor estaba fallecido. Conductas que comúnmente se pueden asociar con alguien que no tiene nada que esconder. Esto refleja características propias de una persona fría, egoísta, con poca empatía, que se muestra totalmente ajena a los acontecimientos y al dolor ajeno, con el posible propósito de desviar todas las posibles miradas puestas en ella. Estos rasgos no pueden estar muy alejados de lo que se consideraría un perfil psicopático de una persona que sabe lo que hace y por qué lo hace.

Por otro lado, mantenía versiones confusas sobre lo que había estado haciendo en el momento de la desaparición de Gabriel, lo que podría significar que matarle no fue algo que hubiese planeado y pudo haber sido por razones emocionales e impulsivas desencadenadas por la situación y añadidas a otras posibles razones adicionales como celos y rabia.

Con los datos conocidos, sólo se pueden hacer conjeturas y suposiciones, ya que elaborar un análisis completo de su conducta y llegar a una conclusión definitiva de cuál fue su motivación es muy complejo y depende de muchas variables. A medida que avance la investigación, se podrán observar más conductas que proporcionarán datos para definir y analizar en profundidad las motivaciones y la personalidad de la principal sospechosa de la muerte de Gabriel.

15206017243559

#DEPpescaito

 

Berta Castejón
Criminóloga
TQAbogados.com