LAS NOTIFICACIONES A TRAVÉS DEL MÓVIL EN EL ÁMBITO LABORAL

En este artículo  vamos a hablar de la utilización de WhatsApp en el ámbito laboral.

Actualmente, la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp es la herramienta de comunicación más utilizada entre la población.
Aunque al principio estaba concebida, únicamente para uso personal, se está extendiendo al uso de la empresa como medio de notificación.Whatsapp-hired-580x435

Pues bien, en nuestra vida laboral se nos pueden dar situaciones, en las que el empresario, o nosotros mismos,nos comuniquemos a través del WhatsApp.Vamos a ver en qué casos es válida la utilización de esta herramienta tecnológica y la legalidad de aportar, como medio de prueba, los mensajes instantáneos en los Juzgados.

¿Qué pasa si comunicamos nuestra propia dimisión, a la empresa, a través del WhatsApp?

Esta forma de notificación es tan válida como si lo hiciéramos por escrito. Como apoyo jurisprudencial tenemos una Sentencia TSJ de Madrid de 10.06.2015. Como sabemos la dimisión/renuncia del trabajador no requiere de requisitos formales (art. 49.1.d del ET). Por tanto, puede manifestarse de forma expresa o tácita siempre que la conducta del afectado deje clara su intención de extinguir el contrato de trabajo.

¿Y qué ocurre con el periodo de prueba?

El cese por no haber superado el periodo de prueba, al igual que en la dimisión/renuncia, no necesita ningún tipo de formalidades, así que también se admite su comunicación a través de ésta aplicación.

En cuanto a los despidos

En los despidos la cosa cambia, tanto objetivos como disciplinarios, pues un despido notificado por este medio sería calificado como improcedente. Y esto ¿Por qué es así?

En este caso, los despidos requieren su correspondiente carta de despido y como dice nuestro Estatuto de los Trabajadores, dicha carta necesita una redacción clara, concreta e inequívoca, así como la entrega simultáneade la carta de despido al representante legal de los trabajadores.file_20160405151545

Por esto, no quedaría justificado el despido por defecto de forma, todo esto a parte de verificar la autenticidad del mensaje recibido puesto que estos mensajes pueden ser fácilmente manipulados.

WhatsApp como MEDIO DE PRUEBA

Las conversaciones mantenidas a través de WhatsApp pueden aportarse como prueba para justificar un despido disciplinario, siempre y cuando no se vulnere el secreto de las comunicaciones. Y noexiste vulneración cuando la empresa tiene conocimiento de las conversaciones por una de las partes que intervienen en ellas (en el caso de la sentencia que veremos a continuación, fue una trabajadora la que mostró a la empresa el contenido de los mensajes que cruzó con la empleada que fue despedida).

La Sentencia del TSJ de Galicia de 25.04.14 explica que la empresa tiene acceso a las conversaciones por otra trabajadora, una de las intervinientes en la conversación, en este caso no se vulnera el secreto de las comunicaciones (artículo 18.3 CE), por lo que la prueba se ha obtenido de manera lícita, y por tanto, es válida.

Para que los juzgados admitan esta prueba, debe darse la autenticidad, integridad, claridad y legalidad de la prueba.

 

 

 

KIRA VACAS HERNÁNDEZ

ABOGADA ESPECIALISTA EN DERECHO LABORAL.

 

MALTRATADORES DE ANIMALES EN LOS TRIBUNALES … Y CONDENADOS

“Un joven había propinado patadas y aplastado al perro de su vecino -un cachorro de tan solo 6 meses- después de que éste entrara en su propiedad ocasionándole graves lesiones internas que acabaron con su vida.” Este caso de violencia fue resuelto por el Juzgado de lo Penal número 2 de Almería el pasado mes de diciembre: Once meses de prisión y la inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales por dos años fue la condena que le impuso el juez.

Los animales se han convertido en esta sociedad en compañeros de vida de muchas personas y se les considera uno más en sus fam1372605818678ilias , es por ello que socialmente han ganado peso en la valoración que les corresponde, y los casos como el que hemos expuesto al inicio son cada vez más condenados por la opinión pública.
Pero mientras la sociedad avanza en aras de su protección, sus derechos y libertades, la ley en muchas ocasiones no está a la altura de las circunstancias.
En España no hay una ley  que regule a nivel nacional la protección de los animales y respecto a la propuesta que se ha efectuado en varias ocasiones tanto por partidos minoritarios, como por expertos legales o asociaciones El Gobierno ha emitido que “La Administración del Estado no debe interferir en las competencias autonómicas y locales”
A pesar de que todos coincidan en que es imprescindible contar con una ley de protección animal de ámbito nacional, aunque sea de mínimos.

En España existen 17 legislaciones diferentes de protección animal en el territorio nacional.
Cataluña es, con diferencia, la autonomía que cuenta con la normativa más avanzada siendo la única que prohíbe el sacrificio de animales abandonados; Madrid, por contra, tiene una ley que data de 1990. En Navarra, el maltrato animal se castiga con hasta 3.000 euros; en Aragón, sin embargo, las penas alcanzan los 150.000 euros.fotos-animales

Sin embargo, la última reforma del Código Penal con fecha 30 de Marzo de 2015, en vigor desde el 1 de Julio del mismo año, ha permitido que sea más sencillo llevar a los maltratadores de animales ante los tribunales, modificando los artículos 337 y 337Bis, elevando penas de prisión hasta 3 años, recogiendo como hecho delictivo toda acción u omisión que impliquen el abandono, lesiones, espectáculos no autorizados,desatender las necesidades básicas de los animales que uno tiene a su cargo, etc.  (La comisión del delito no implica que el animal víctima de los maltratos muera).

Así mismo, existen varias directivas europeas que recogen sistemas de protección animal que España tiene obligación de transponerlas al derecho interno.

Estos cambios legislativos en materia de derecho animal han supuesto un giro en la protección de nuestros pequeños compañeros de vida, que incluso, cuentanel-par-de-cerdos1 con Sentencias dictadas por el Tribunal Supremo como por ejemplo la ST 850/2015 de la Sala 2ª de lo Penal de 26 de octubre, o de Audiencias Provinciales como la ST 22/2015 de la Audiencia Provincial de Huelva de 3 de Febrero.
Las cifras hablan por sí solas, en 2016 el SEPRONA realizó más de 12.400 actuaciones contra el maltrato animal, de las cuales 783 fueron infracciones penales por maltrato o abandono animal y supusieron la detención o investigación de 490 personas.

Aún queda mucho por hacer en materia penal, pero es un avance ver como la ley se va adaptando a los cambios sociales aunque siempre sea por detrás de los acontecimientos, pero como se suele decir en la profesión “tiene que existir un hecho para que nazca la ley”.

Para concluir, es evidente que la concienciación es mayor, pero aún quedan dos tareas pendientes, EDUCAR Y UNIFICAR.

 

Sara García Antúnez
Abogada Penalista en TQAbogados

Sara Hija 20150807_131631