MOVIMIENTOS DESOKUPAS ¿ACTUAN DENTRO DE LA LEGALIDAD?

Para poner remedio a la “okupación” ilegal de viviendas, ha surgido un nuevo modelo de empresa que ciertos sectores tachan de organizaciones delictivas.

¿Qué prometen?

Aunque el precio que cobran no es precisamente barato, prometen un desalojo rápido frente a la lentitud de los procedimientos judiciales.

Hartos de inquilinos que no pagan y, sobre todo, de ocupaciones ilegimages (2)ales, muchos afectados recurren a esta alternativa.

¿Cómo actúan?

A través de una negociación con los ocupantes, les hacen una oferta dineraria a partir de  2.000€-3.000€ para que abandonen el inmueble. Si esa vía no funciona, montan controles de acceso a las viviendas y cuando están vacías, llaman a cerrajeros, incluso albañiles para cambiar las cerraduras.images (1)

¿Cometen algún delito?

Están proliferando numerosos grupos y comandos que han visto una oportunidad de negocio en el mercado. Sin embargo, su modus operandi está siendo ampliamente cuestionado.

La primera empresa de este “sector”, que presume de legalidad y de te
ner un modelo único, tiene una querella abierta por delitos de amenazas, coacciones y allanamiento de morada.

¿Qué hago si tengo mi vivienda ocupada o mis inquilinos no me pagan?

En cualquier caso, recomendamos a todos aquellos afectados qu
e consulten con su abogado antes de recurrir a estas alternativas
que, hoy por hoy, están bajo sospecha.

Diego Quintana Martínez

Abogado especialista en Derecho Inmobiliario

EMPIEZA LA GUERRA CONTRAS LOS AYUNTAMIENTOS… ¿PLUSVALÍAS?

Aquellas personas que hayan vendido su vivienda o local sin obtener beneficios no tendrán que pagar por este impuesto, que supone una de las principales fuentes de ingresos de los ayuntamientos. Es decir, si vendes tu casa por un VALOR INFERIOR AL QUE LA COMPRASTE NO PAGARÁS PLUSVALÍA.

¿Qué ocurría antes?

Que se pagaba la plusvalía sí o sí, aunque se hubiese perdido dinero en la venta del inmueble.

¿Y a partir de ahora?

El Tribunal Constitucional ha determinado que no podrá establecerse un impuesto sobre actos que no constituyan riqueza, por entender que va contra el principio de capacidad económica.

De esta manera, los Ayuntamientos no podrán exigir el pago de la Plusvalía (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana) si no se producen ganancias en la venta del inmueble.

Siguiendo la línea del principio contemplado en el artículo 31.1 de la Constitución Española, ha establecido que no podrán gravarse actos en los que “la capacidad económica sea no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia”.

Aunque la sentencia responde a un caso ocurrido en Guipúzcoa, en la que se aplican normas forales, éstas son idénticas a las estatales, por lo que el pronunciamiento será extensivo al ámbito nacional.

Todas las plusvalías pagadas en los últimos cuatro años podrán reclamarse primero por vía administrativa (al ayuntamiento) y después por vía judicial en caso de ser desestimadas.

Algunos ayuntamientos como el de Madrid ya se están preparando para una nueva oleada de reclamaciones, cuantificando el impacto que pueda producirse en sus cuentas.

 

Diego Quintana Martínez
Abogado especialista en Derecho Inmobiliariofoto1.jpeg

SENTENCIA SOBRE LA REMUNERACIÓN DE LAS TAREAS DEL HOGAR

Más de una vez hemos escuchado opiniones contradictorias sobre este tema, muchos opinan que es peor trabajar fuera de casa, otros que si trabajas en casa nunca dejas de trabajar. Unos lo valoran elevando las tareas domésticas al ámbito laboral y otros no lo consideran como tal.
Algunos opinan quoriginale en cualquier caso deben ser compartidas, otros, que debe llevarlas a cabo la persona que no trabaje,… y así un sin fín de opiniones que por primera vez un Tribunal ha resuelto pronunciandose sobre ello.

La Audiencia Provincial confirma la decisión tomada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Castro Urdiales, que condena a un hombre a indemnizar a su ex mujer por las tareas domésticas, durante su segunda convivencia (indemnización compatible con una pensión compensatoria).
Esta sentencia nos lleva a abrir debate sobre hasta qué punto la mujer durante décadas se ha visto esclava del cuidado de un hogar y unos hijos, sin ser considerado un trabajo que emanara una serie de derechos y obligaciones, ya sea sueldo, cotización o jubilación. Y hasta qué punto estos puntos han sido o son objeto de mejora por la sociedad actual.

Tras la explicación de esta sentencia, nos gustaría que cada uno de nuestros lectores se hiciera a sí mismo la pregunta de si es justa o no la resolución y qué opinan sobre ella, pudiendo si lo consideran dejarnos un comentario con su opinión.princesas-disney-limpiando

¿Sobre qué hechos versa la SENTENCIA?

Una pareja, casada en régimen de separación de bienes, tras finalizar la convivencia y separarse legalmente vuelven a convivir posteriormente, desde 2007 hasta 2013, fecha en que se dictó la sentencia de divorcio.

En esta segunda convivencia, la mujer abandonó su trabajo para dedicarse en exclusiva a las labores del hogar, lo que ha llevado al Tribunal a condenar al hombre a pagar una indemnización a su ex mujer de 23.628€.

¿En qué se basa el Tribunal para fijar la indemnización?

El Tribunal se fundamenta, por una parte en que en un segundo periodo de convivencia entre el matrimonio, la mujer abandonó su trabajo, para la dedicación exclusiva a las tareas del hogar. Esta situación hizo posible que el marido prescindiera del servicio doméstico que tenía contratado tras su separación, por lo que el tribunal entiende que el “hombre ha resultado beneficiado por esta situación, ya que las situaciones económicas de cada uno de ellos, tuvo finales distintos.18134278-El-hombre-y-la-mujer-trabajo-dom-stico-compartido-Foto-de-archivo

Y por otra parte, y como bien dice el Tribunal, en los supuestos de reconciliación de un matrimonio se mantiene el régimen que con anterioridad tuvieran (separación de bienes o régimen de gananciales). En este caso concreto (el de separación de bienes)“puede contribuirse con el trabajo doméstico, no siendo necesario que ambos cónyuges aporten dinero u otros bienes para sufragar las cargas del matrimonio”.

 

Conclusiones

     La sentencia deja claro que el trabajo de la casa es considerado como una aportación a los gastos comunes. Además el Tribunal añade “que el trabajo de la casa no sólo es una forma de contribución, sino que constituye también un título para obtener una compensación en el momento de la finalización del régimen».

Por todo ello, condena al hombre a indemnizar a su ex mujer, teniendo en cuenta, para tal cantidad, los años de convivencia y el salario mínimo interprofesional, reducido en un 50%, ya que ese trabajó también satisfizo las necesidades de la mujer.

Os esperamos en nuestro Rincón la semana que viene!!!!!!

Cualquier duda por mail… tqabogados@tqabogados.com

Kira Vacas Hernández
C122339
Abogada Especialista en Derecho Laboral