CUSTODIA COMPARTIDA Y PAGO DE ALIMENTOS

Hoy hablaremos de un tema candente y que desgraciadamente está a la orden del día. La custodia compartida, y la pensión de alimentos dentro de la misma.

En primer lugar, definir que la custodia compartida, es una modalidad contemplada en los supuestos ruptura y separación de los progenitores que se adopta por petición de las partes, por separado o de mutuo acuerdo, y que el juez, adoptará siempre que no sea perjudicial para el interés de los y las menores, y atendiendo en todo caso a las circunstancias. Todo lo dicho se encuentra recogido en la Ley 7/2015, de 30 de junio.

En la mayoría de los casos la custodia compartida se adopta, porque fomenta la integración del menor con ambos padres, evita el sentimiento de pérdida, no cuestiona la idoneidad de los progenitores, y estimula la cooperación de los padres en beneficio de los menores.

Dicho lo anterior, cabe mencionar que uno de los puntos más conflictivos en el régimen de custodia compartida es si se debe o no abonar en concepto de alimentos una pensión por uno de los cónyuges al otro.
A colación de esta afirmación el El Tribunal Supremo ha declarado que el sistema de custodia compartida de los hijos no exime del pago de una pensión de alimentos si existe desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges. La Sala I ha examinado el caso de una pareja divorciada en la provincia de Sevilla, y confirma que el padre debe pasar una pensión a su ex-mujer para la manutención de sus dos hijas menores, ya que la progenitora no percibe salario ni rendimiento alguno, y además rechaza que esa pensión pueda limitarse temporalmente, “pues los menores no pueden quedar al socaire de que la madre pueda o no encontrar trabajo”, más allá de que posteriormente pueda haber modificaciones si existe variación sustancial de las circunstancias (artículo 91 del Código Civil).

La sentencia del TS (breve resumen de los fundamentos)

1- La custodia compartida no exime del pago de alimentos, cuando exista desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges, ya que la cuantía de los alimentos será proporcional a las necesidades del que los recibe, pero también a los medios de quien los da.

2- Respecto a la limitación temporal, tiene sentido en una pensión compensatoria, como estímulo en la búsqueda de ocupación laboral, pero no tiene cabida en los alimentos a los hijos, al proscribirlo el art. 152 del C. Civil.

 

3- El artículo 97 CC exige que la separación o el divorcio produzcan un desequilibrio económico en un cónyuge, en relación con la posición del otro, para que surja el derecho a obtener la pensión compensatoria .
La pensión compensatoria «pretende evitar que el perjuicio que puede producir la convivencia recaiga exclusivamente sobre uno de los cónyuges y para ello habrá que tenerse en consideración lo que ha ocurrido  durante la vida matrimonial y básicamente, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge; el régimen de bienes a que han estado sujetos los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios, e incluso, su situación anterior al matrimonio para poder determinar si éste ha producido un desequilibrio que genere posibilidades de compensación. De este modo, las circunstancias contenidas en el artículo 97.2 CC tienen una doble función: 

a) Actúan como elementos integrantes del desequilibrio, en tanto en cuanto sea posible según la naturaleza de cada una de las circunstancias.

b) Una vez determinada la concurrencia del mismo, actuarán como elementos que permitirán fijar la cuantía de la pensión.

 

En STS de 4 de Diciembre del 2012, recurso 691/2010, se fijó que:

«…por desequilibrio ha de entenderse un empeoramiento económico en relación con la situación existente constante matrimonio que debe resultar de la confrontación entre las condiciones económicas de cada uno, antes y después de la ruptura. Puesto que por su configuración legal y jurisprudencial la pensión compensatoria no tiene por finalidad perpetuar, a costa de uno de sus miembros, el nivel económico que venía disfrutando la pareja hasta el momento de la ruptura, sino que su objeto o finalidad legítima es lograr reequilibrar la situación dispar resultante de aquella, no en el sentido de equiparar plenamente patrimonios que pueden ser desiguales por razones ajenas a la convivencia, sino en el decolocar al cónyuge perjudicado por la ruptura del vínculo matrimonial en una situación de potencial igualdad de oportunidades laborales y económicas respecto de las que habría tenido de no mediar el vínculo matrimonial…»

 

0006330028

INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO: CARACTER PRIVATIVO O GANANCIAL

La Indemnización por Despido ¿es privativa o ganancial en un Divorcio?


 

La sociedad matrimonial en régimen de gananciales tiene como uno de sus activos, los salarios de los cónyuges. Esos salarios son, por lo general, los catalizadores del nivel de vida de la familia y de las adquisiciones que se hacen a lo largo del tiempo. Aunque sólo trabaje un cónyuge durante el matrimonio, el salario que se percibe es común.

Cuando la sociedad se disuelve, lo que normalmente sucede en el momento de la sentencia de divorcio, se forma una sociedad post-matrimonial que debería ser liquidada y repartida (con sus bienes y sus deudas) entre los integrantes de dicha sociedad y en ocasiones, estando ya en marcha, la disolución de una sociedad ganancial, nos encontramos con que una de las partes debe recibir una indemnización por extinción de la relación laboral. En estos supuestos la pregunta que nos invade es, si dicha cuantía pertenece a la sociedad como bien ganancial o al cónyuge que debe percibirla como bien privativo.
Tanto la doctrina como la jurisprudencia establecen dos líneas argumentales basadas en el momento en el que se ha de percibir la misma.:

La sentencia del Tribunal Supremo de 26 de junio de 2007 sobre el carácter ganancial o privativo de la indemnización por despido es la de considerar que un matrimonio cuyo régimen es de gananciales, la indemnización por despido (vigente el matrimonio) es ganancuial (art 1347 Código Civil) Esta indemnización tendrá carácter de ganancial hasta que se produzca la disolución de la sociedad de gananciales. Así, si la indemnización por despido se percibe con posterioridad a la fecha de la disolución de la sociedad de gananciales, tendrá carácter privativo.(artículo 1346 del Código Civil)

divorcio-en-colombia_thumb

Este mismo Tribunal en la STS 3256/2008, apoya el razonamiento de la anterior sentencia y determina que:

“Debe distinguirse entre lo que se debe considerar el derecho al trabajo, que permite obtener un empleo en el mercado laboral y que constituye el título en cuya virtud el cónyuge trabajador accede al mercado de trabajo y desarrolla allí sus capacidades laborales, del beneficio que se va a obtener con el ejercicio del derecho al trabajo. El primero es un bien privativo por tratarse de un “derecho inherente a la persona”, incluido en el art. 1346, 5 CC, mientras que el segundo va a ser un bien ganancial, incluido en el art. 1347, 1 CC.

Es importante saber que el artículo 1347 del Código civil establece que una vez celebrado el matrimonio en régimen de gananciales, todas las rentas que pudieran obtener los cónyuges se considerarían como gananciales, correspondiendo sin distinción y a partes iguales a ambos cónyuges. De este modo son bienes gananciales:
1.     Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges.
2.     Los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los gananciales.
3.     Los adquiridos a título oneroso a costa del caudal común, bien se haga la adquisición para la comunidad, bien para uno solo de los esposos.
4.     Los adquiridos por derecho de retracto de carácter ganancial, aun cuando lo fueran con fondos privativos, en cuyo caso la sociedad será deudora del cónyuge por el valor satisfecho.

Las Empresas y establecimientos fundados durante la vigencia de la sociedad por uno cualquiera de los cónyuges a expensas de los bienes comunes. Si a la formación de la Empresa o establecimiento concurren capital privativo y capital común, corresponderán pro indiviso a la sociedad de gananciales y al cónyuge o cónyuges en proporción al valor de las aportaciones respectivas.

Es importante tener en cuenta en qué momento se considera disuelto un matrimonio, puesto que no se hace efectivo ni con la salida del domicilio, ni con el acuerdo verbal,  la fecha de disolución será  la de la firmeza de la sentencia de separación o divorcio.

 

Es decir, que la indemnización por despido devengada antes de la disolución de la sociedad de gananciales forma parte de los activos de esta, y debe computarse como tal, no es del cónyuge despedido. Además hay que tener en cuenta el matiz de que sólo es ganancial la parte de la indemnización que corresponda a los años trabajados mientras hubo matrimonio; operación fácil de hacer ya que las indemnizaciones por despido se abonan en términos de días por año trabajado.

En conclusión, se debe de determinar si el derecho a percibir la indemnización ha nacido mientras estaba vigente la sociedad de gananciales o no. Si es así, la indemnización deberá incluirse en el activo de la sociedad de gananciales pues su origen está en el derecho ya reconocido de cobro.

 

 

CURIOSO DERECHO

La entrada de hoy está dedicada a todas aquellas personas que juzgan al Derecho como algo aburrido, aquí os dejo una lista de curiosidades de nuestro ordenamiento, costumbres y formalidades, ¡¡¡para demostrar que puede ser realmente divertido!!!

 

  • ¿POR QUÉ LLAMAMOS PEPE A LOS QUE SE LLAMAN JOSE/JOSÉ?

Esta curiosidad se remonta a cuando nació Jesús, (Hijo de Dios según la religión Católica). Su madre, la Virgen María estaba casada con José, y al ser Dios el padre del hijo de ambos, José pasaba a adquirir el titulo de Padre Putativo.

En los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras al referirse a San José, decían siempre “Pater Putatibus” y por simplificar “P.P.”. Así nació el llamar “Pepe” a los José.

 

  • USO DE LA TOGA

El origen del uso de la toga lo podemos situar en el reinado de Felipe II (1556-1598). Este rey digamos que uniformó la administración, imponiendo el color negro para los trajes de ceremonia, aunque en referencia a una prenda que se usaba en la época y que se llamaba garnacha, una especie de túnica ancha con mangas cortas que se vestía sobre la ropa propiamente dicha.

Esta prenda debían vestirla ciertos funcionarios del Rey (alcaldes, oidores, magistrados y fiscales principalmente) como signo identificativo y no sólo en las salas Toga_2de justicia, sino en todo momento. Es más, con el paso del tiempo las modas cambiaron y, a finales del siglo XVI, ya se veían pocas de estas garnachas, sin embargo la obligación de vestirlas se mantuvo para estos funcionarios aunque debajo todos vestían el llamado traje de golilla, que podemos observar en la fotografía anterior, en pinturas de la época y todavía utilizan los alguacilillos en las plazas de toros.

Los abogados no podían usar ni la garnacha ni el traje de golilla. Vestían una capa larga, adornada con una capilla en la espalda llamada capa de letrado. Pero el hecho es que sí utilizaban ese traje, puede que por parecerse a los funcionarios de la corte que sí la usaban, puede que por exigencia de los propios magistrados.

Y así se mantuvo la cosa hasta 1835 (¡trescientos años nada menos!), año en que Isabel II ordenó que se dejara de vestir el traje de golilla.

La ley de organización del poder judicial de 1870, antecedente de la vigente Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985, ya estableció la obligación del uso de la toga para abogados, con un aspecto casi idéntico al actual. Y hoy día el artículo 187.1 de la vigente Ley Orgánica del Poder Judicial exige su uso “En audiencia pública, reuniones del Tribunal y actos solemnes judiciales…”

 

  • TESTIFICAR

Los antiguos romanos cuando tenían que decir la verdad en un juicio, en vez de jurar sobre la Biblia como en la actualidad, lo hacían apretándose los testículos con la mano derecha. De esta antigua costumbre procede la palabra testificar.

 

  • OPCIONES DEL POSEEDOR DE UN ENJAMBRE DE ABEJAS SI ÉSTAS SE MUDAN A LA PARCELA DE TU VECINO SEGÚN NUESTRO CÓDIGO CIVIL

Artículo 612. El propietario de un enjambre de abejas tendrá derecho a perseguirlo sobre el fundo ajeno,humor-abejas1 indemnizando al poseedor de éste el daño causado. Si estuviere cercado, necesitará el consentimiento del dueño para penetrar en él.
Cuando el propietario no haya perseguido, o cese de perseguir el enjambre dos días consecutivos, podrá el poseedor de la finca ocuparlo o retenerlo.
El propietario de animales amansados podrá también reclamarlos dentro de veinte días, a contar desde su ocupación por otro. Pasado este término, pertenecerán
al que los haya cogido y conservado.

 

  • USO DE PELUCA EN SALA

Pero el uso de pelucas se remonta desde la época de los egipcios, pasando por Japón e incluso llegando a Grecia y Roma. Prohibida por la Iglesia por relacionarse con «actividades licenciosas», a partir de la caída del Imperio Romano su utilización fue decayendo con el tiempo, siendo rescatada nuevamente en el siglo XVI para compensar la calvicie.

Así como la reina Isabel I de Inglate_2270_2rra,a medida que avanzaba en edad, comenzó a coleccionar pelucas, accesorio que también fue usado con el propósito de prevenir la tiña, los piojos y para cubrir la suciedad propia de un ambiente en malas condiciones de higiene.

Fue en el siglo XIII cuando el rey Luis de Francia las puso de moda, y ya en el siglo XVII la mayoría de los hombres sin excepción usaban pelucas. Llegaban a la altura de los hombros y el pecho, eran pesadas, incómodas y las más costosas se fabricaban con cabellos humanos, aunque también había de materiales como pelo de caballo y cabra.

En la actualidad, las pelucas son llevadas por abogados, jueces y oficiales del Parlamento inglés como símbolo de su actividad.

 

  • CASADOS A PRIMERA VISTA…¿QUE OCURRE A LOS TRES MESES?

Muchas personas, me han preguntado qué es lo que ocurre en este programa televisivo cuando los concursantes recién casados  vuelven a España y tienen que firmar a los tres meses un papel, donde deciden, si continuar casados o no. Pues bien, este trámite no es ni mucho menos un divorcio o una separación.

Lo que ocurre, es que  la legislación española requiere para llevar a cabo un matrimonio civil, trámites qcasados-a-primera-vista-participarue suelen durar entre 20 y 50 días, por consiguiente para evitar esto, las bodas se realizan en Riviera Maya (México), y allí, los hoteles se encargan de todo, facilitando el trámite legal.
Una vez casados en Cancún, ese matrimonio solo es legal en México previo pago de unos 200 dólares (algo menos de 170 euros) por el certificado de las actas.

A partir de ese momento si quieren conseguir el reconocimiento en territorio español tienen dos opciones:

– gestionar el trámite a través del Consulado español en el país donde se ha contraído matrimonio, ó

– legalizarlo personalmente acudiendo a un Registro Civil Central.

Si no realizasen ninguno de los dos trámites se mantendría su estado civil en el Estado Español y su matrimonio no tendría validez legal en nuestro país.

  • LEYES ABSURDAS

Para finalizar, os dejo una lista de leyes absurdas VIGENTES en nuestro país…La explicación a las mismas yo solo la encuentro en que es tarea de políticos xD.

1ª) En Sevilla está prohibido jugar al dominó o a los dados en las terrazas de los bares (al igual que en Mojácar) según Ordenanza Contra la Contaminación Acústica, Ruidos y Vibraciones.

2ª) En Tenerife está prohibido hacer castillos de arena en la playa.

3ª) En España no puedes ponerle a tu hijo Caín, Judas o Lenin.

4ª) En Madrid está prohibido mendigar si llevas perro, si no lo llevas es legal.

5ª) En Bilbao y Vélez está prohibido dormir en un coche.

6ª) Está prohibido jugar a las palas u otros juegos similares en la playa (Málaga entre otras).

7ª) Está prohibido que los perros ladren por la noche o a la hora de la siesta. (Villanueva de la Torre entre otras ciudades)

8ª) Está prohibido tener una fregona en la terraza de tu casa. (Villanueva de la Torre)

y mi favorita…..

9ª) El Rey es inviolable. Es decir, que si quisiera, podría incluso jugar una partida de dominó en la terraza de un bar de Mojacar, mendigar en la Puerta del Sol con un perro, poner a su hijo Lenin o a su cuñado Judas.

 

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!

winking-emoticon.png

HASTA LA PRÓXIMA!!

 

EL NEGOCIO DEL JÓVEN

Antes, emprendedor y valiente…

Ahora, inconsciente.

A esto nos tenemos que enfrentar todos los jóvenes que terminamos nuestros estudios tras estudiar largos años de carreras y másteres, combinados con idiomas y cursos online, sin en ningún caso, descuidar nuestra dieta y el deporte porque es lo que está de moda.
Todo para conseguir los objetivos de aquella mentira que nos contaron, «estudia y te augurará un futuro prometedor, con un chalet en Boadilla y un Porsche Cayenne para transportar a tus tres preciosos hijos a su cole trilingüe, mientras tú, persona invencible, después de tener una exitosa jornada laboral sin despeinarte, llegas a casa y te tomas un vino con tu perfecta pareja»

Y, ¿sabéis qué es lo peor? Que cada uno, a nuestra manera, se lo creyó, y nos hemos encontrado, perdidos, desamparados, ante la situación de no encontrar trabajo, o al menos, no de lo nuestro, y tenemos que aceptar explotaciones no remuneradas, o remuneradas por cantidades ínfimas.  Otros muchos han optado por hacer las maletas e ir al extranjero a buscar un futuro mejor, con la incertidumbre de si lo encontrarían y separándose de todo lo que tenían.

Pero… ¿Qué hay de malo en aprender cayendo? ¿Por qué nos contaron que para triunfar había que estudiar y no ser valientes? ¿Por qué no una mezcla de humildad e iniciativa?

Esa creo que es la dosis perfecta, y después de tanta frustración, de caer en el abismo del recién licenciado, ése, que está muy cualificado para unos trabajos y muy poco para otros, después de todo ello, sólo nos queda abrir los ojos y cada uno a nuestra manera, tener tres gatos en vez de hijos y un estudio en García Noblejas en vez de un chalet en Boadilla, pero depender de nosotros y no de los que se aprovechan de nosotros.

Porque mi conclusión es que nos necesitan, así que a todos los jóvenes nos digo… que nos hagamos valer y busquemos el futuro profesional que nos merecemos.